Detectives: Seguimientos  y vigilancias

Seguimientos y vigilancias: tareas de un detective

La contratación de un detective privado se ha vuelto fundamental en muchas investigaciones; ya que se trata de personas especializadas en la materia; y con la formación y la acreditación necesaria, emitida por el Ministerio del Interior y siguiendo la Ley de Seguridad Privada; para llevar a cabo averiguaciones y recabar las pruebas necesarias que verifiquen ciertas situaciones de manera fehaciente y legal. Un punto habitual en la investigación es que los detectives privados realizan seguimientos y vigilancias.

Tareas de un detective privado

Para recabar la información de la que hablamos anteriormente, las agencias de detectives privados destinan a las personas especializadas en cada materia para los casos concretos. Esto significa que, los detectives más cualificados en determinados aspectos, se dedican a averiguar sobre la materia en la que son expertos.

Para llevar a cabo su trabajo, sin duda tienen una gran cantidad de recursos y labores que pueden desempeñar. Uno de las funciones que más tiempo les conlleva son los seguimientos y las vigilancias.

seguimiento vigilancia

Tareas de un detective privado: seguimientos y vigilancias

Las vigilancias de los detectives privados

Cada  detective privado tiene un procedimiento para investigar  y cuando comienza un operativo de seguimiento o vigilancia , primero debe estudiar los factores externos que pueden ocurrir, para conocer los detalles de la operación y estar preparado para posibles situaciones que pueden tener problemas. Por ejemplo, debe tener gran cantidad de datos sobre la persona a la que va a seguir, la zona geográfica en la que se encuentra, etc. Asimismo, debe conocer el área donde va a trabajar como las cafeterías, bares, parques, etc. y tener los recursos necesarios para cualquier imprevisto.

Una vez que el detective privado cuenta con todos los datos puede llevar a cabo las siguientes tareas:

  1. Obviamente, se trata de pasar desapercibido, por lo que las vigilancias se realizan a cierta distancia y usando cámaras fotográficas con zoom o prismáticos que se verifican el objetivo.
  2. Debido a la distancia de la que hablamos, es posible perder de vista al objetivo, por lo que es muy recomendable tener un GPS con imán enganchado al vehículo de la persona vigilada.
  3. Es clave apuntar a todos los hechos realizando una cronología ya que la mente puede dar malas pasadas. Un libreta o una grabadora son herramientas esenciales para tener todos los datos guardados en orden y, posteriormente, poder realizar un informe lo más preciso posible.

 

2019-08-06T11:04:17+00:00